Estás en el blog de Karik Studio

Aquí hablo de Diseño web, proyectos multi-idioma y marketing.

Suscríbete y recibe mis artículos en tu correo electrónico.

11 acciones para llamar la atención en la página de inicio de tu sitio web

La ventana para captar la atención de un visitante en tu sitio web es pequeña. Si no le das una razón para quedarse dentro de los primeros segundos, podrías perderlo. Y en la mayoría de los caso para siempre.

Eso es porque los usuarios deciden si presionar el “botón de salir” en milisegundos. Entonces, tu página de inicio es tu oportunidad de hacer que quieran permanecer en tu web y aprender más sobre tu marca y lo que tienes para ofrecerles.

Al fin y al cabo, la página de inicio de una compañía representa hasta el 50 por ciento del total de visitas a la página.

Desafortunadamente, la mayoría de los usuarios se quedan por menos de 59 segundos.

Esto significa que prácticamente tienes menos de un minuto para convencerlos de que tu sitio vale su tiempo. Necesitas diseñar una introducción que sea lo suficientemente atractiva para que no se vayan.

Cómo crear la página de inicio perfecta

El copywriting de tu página de inicio es un factor muy importante para el éxito que tendrás en este esfuerzo.

Es lo primero que verán tus visitantes, y puede servir como un breve “lanzamiento de ascensor” para que el visitante sepa de qué se trata tu web.

Por lo tanto, el contenido de la introducción de tu sitio web debe ser absolutamente convincente.

Afortunadamente, el copywriting efectivo de la página de inicio no tiene por qué ser complicada. Es por eso que en esta página, cubriré 11 consejos que puedes usar para diseñar una página que sea lo suficientemente interesante como para que los visitantes quieran aprender más y logres que actúen según tus objetivos.

1. Sé conciso

Tu página de inicio tiene algunas funciones principales: mostrar a los visitantes lo que están buscando, mostrarles dónde comenzar y establecer la credibilidad de tu marca.

Para lograr esto no se requiere involucrar una gran cantidad de textos.

Por supuesto, algunos productos y servicios requieren más explicaciones que otros. Si las ofertas principales de tu negocio son diferentes de cualquier otra cosa en el mercado, tendrá que trabajar un poco más para decirles a los visitantes qué son.

Pero si estás ofreciendo un producto o servicio con el que tu público objetivo ya está familiarizado, éste no tiene por qué ser el caso.

Podrán obtener la idea básica en unos pocos segundos. Y a partir de ahí, su objetivo debe ser convencerlos de que tu marca es la opción correcta para sus necesidades y llevarlos a la acción.

Si los visitantes entienden inmediatamente el objetivo general del sitio web, el texto directo es la mejor manera de hacer que den el siguiente paso.

De hecho, como regla general, deberían poder lograr todo lo que necesitan en una a tres oraciones.

¿Sabías que tener un buen copywriting en tu página de inicio y en tu web en general puede aumentar la usabilidad de tu web en más de 120 por ciento?

Cuando lo piensas, eso tiene mucho sentido.

Si la mayoría de los visitantes de tu sitio están escaneando tu contenido, algunos de ellos seguramente perderán información importante. Es posible que lean y recuerden los detalles menos importantes, pero se salten los textos que empujan a que actúen.

En este caso, descartar los textos secundarios y solamente optar por los que están más importantes descartando Cuando mantiene su copia concisa, elimina todo menos la copia en la que desea que se centren sus lectores.

De esta manera, no tienes que preocuparte porque se distraigan, porque lo único que verán es tus textos más importantes.

Por ejemplo, echa un vistazo a la página de inicio de Spotify:

El titular de la página ilustra el objetivo de la marca de hacer que la música sea accesible para todos. Luego, le da a los visitantes la opción de probar la versión gratuita del producto. En la parte superior, los visitantes tienen la opción de registrarse para obtener una membresía premium, obtener ayuda o iniciar sesión también.

Sería casi imposible que un visitante se distraiga en esta página.

Si está dudando entre crear una página de inicio larga e informativa o una breve como la de Spotify, considera que las páginas de inicio cortas superan regularmente a las de mayor tamaño.

En una prueba, Pipedrive quería ver si su larga página de inicio era realmente la forma más efectiva de impulsar las conversiones.

Crearon una variante que era significativamente más corta que la original y las probaron entre sí.

El resultado ha sido que la variante más corta logró un aumento del 300 por ciento en las conversiones.

Por lo tanto, no necesita incluir hasta el último detalle en su página de inicio para impulsar las conversiones. Y como lo ilustra este estudio, dejarlos fuera podría ayudar a sus visitantes a centrarse en el objetivo principal de la página.

2. Provoca acción

Una de las razones más comunes por las que los usuarios abandonan un sitio web es que simplemente no saben qué hacer.

No es que no quieran ser clientes, es que no saben cómo.

Esto significa que además de explicar lo que estás ofreciendo, los textos de tu página de inicio también deben incluir una llamada a la acción.

Y tampoco debería ser una idea de último momento. Tu llamada a la acción es el elemento más importante de la página.

Al fin y al cabo, no importa lo hermoso que sea tu diseño o tus atractivos textos, tu página de inicio es inútil si no te ayuda a alcanzar tus objetivos comerciales.

Tu sitio no solo pretende inspirar una reacción positiva, también debería ayudarte a impulsar las ventas y generar clientes potenciales.

Y la mejor manera de hacer que esto suceda es decirles a tus visitantes exactamente lo que quieres que hagan.

Echa un vistazo a cómo Southwest logra esto en su página de inicio:

Nada más entrar en esta página, a un visitante se les indica que reserve un vuelo y que lo hagan dentro del plazo de su venta actual. La página completa está diseñada en torno a esta acción, y la directiva clara no deja lugar a confusión.

Además, el botón amarillo “Reservar hasta el 25 de enero” es un claro contraste con el fondo azul de la imagen, lo que hace que resalte y enseguida sea obvio dónde se supone que el usuario tiene que hacer clic.

3. Coloca tu titular de manera que destaque

Más allá del texto que uses en tu título principal, también es importante su ubicación.

Tu página de inicio tiene un espacio limitado para el contenido, y tu titular debe ocupar una parte significativa de ello.

Aunque puedes incluir otros elementos, como fotos y gráficos, desearás asegurarte de que los visitantes no pierdan tus textos.

Así que al dividir en partes tu página, dale a tu titular un montón de espacio.

Por ejemplo, mira cómo Slack equilibra sus textos con fotos:

El conjunto de fotos aporta color y agrega cierto interés visual a la página, pero no domina al título principal.

El tamaño del texto del titular hace que la atención de los visitantes aún se centre en él.

Además, el texto tiene un espaciado amplio a su alrededor para hacerlo más distintivo.

A continuación, echemos un vistazo a la página de inicio de Google Drive:

Aunque el fondo de la imagen no deja “espacio en blanco”, el enfoque minimalista crea contraste y hace que el botón destaque.

El título principal atrae inmediatamente la atención, y el botón azul brillante es claramente donde se supone que los visitantes deben hacer clic.

4.Lúcete en la primera vista de pantalla

Al colocar tu título, también debes asegurarte de que esté en la parte superior de la página, independientemente del navegador o dispositivo que use el visitante.

Si no estás familiarizado con el término, “por encima del pliegue” simplemente se refiere a la parte de una página que el usuario puede ver sin desplazarse. Es lo que aparece tan pronto como llegan a la página, y es el primer contenido que verán.

Esto significa que el contenido que coloques encima del pliegue en tu sitio es lo que causará la primera impresión en cada visitante.

Si a los visitantes les gusta lo que ven, continuarán desplazándose y aprendiendo, o tomarán medidas.

Pero si el contenido de esa primera vista no es suficiente para convencerlos de que tu negocio vale su tiempo, no se molestarán en desplazarse y aprender más.

Esto significa que es esencial colocar tus textos más llamativos en la parte superior de la página.

Si tu página es simple, este es un objetivo relativamente fácil de lograr.

Por ejemplo, la página de inicio de Duolingo incluye una oración simple y convincente, y una llamada a la acción de alto contraste.

Esto es todo lo que realmente necesita el sitio web para lograr su objetivo principal de alentar a los visitantes a que prueben uno de sus cursos, y es relativamente fácil de encajar en el espacio que ofrecen las pantallas estándar de ordenadores de escritorio, portátiles y teléfonos inteligentes.

Para los sitios que ofrecen un producto más complejo, esta es una tarea un poco más desafiante.

Por ejemplo, Palantir es una agencia web de servicio completo que ofrece estrategia y consultoría, desarrollo de marca, diseño web, estrategia de contenido, programas de capacitación y más.

Eso sería mucho para explicar en la cantidad limitada de espacio disponible arriba del pliegue en la mayoría de los navegadores y dispositivos.

Así que en lugar de llenar su página de inicio llena de detalles y directivas complicadas, la compañía mantiene las cosas fáciles de usar con un simple encabezado, explicación y llamada a la acción.

grab-attention-website-home-page-introduction-4-palantirY si bien esta breve copia probablemente no será suficiente para que los lectores se comuniquen con la compañía de inmediato, es simplemente la naturaleza de la industria.

El diseño web y el marketing digital suelen requerir grandes inversiones de tiempo y dinero, por lo que elegir un proveedor de servicios no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Esto significa que no sería razonable esperar que esta página de inicio genere conversiones inmediatas.

Pero no es irrazonable tratar de captar la atención de los visitantes y hacer que quieran aprender más.Y eso es exactamente para lo que está diseñado este encabezado sencillo y alto.

La primera impresión que cada visitante recibe es simple y fácil de entender. No los abrumará ni les impedirá pasar más tiempo en la página.

Desde aquí, los usuarios pueden desplazarse para encontrar estudios de casos, testimonios, publicaciones de blogs y más información sobre cada servicio individual.

Y debido a que este titular les brinda una descripción básica de lo que Palantir tiene para ofrecer, tendrán muchas más probabilidades de hacerlo que si la compañía intentara meter todos esos detalles en ese espacio superior.

5. Usa textos cortos, claros y únicos

Tu título es la primer trozo de texto que un usuario leerá en tu página.

Pero su objetivo no debería ser simplemente lograr que tus visitantes se enganchen con tu primera o segunda oración. El verdadero propósito de un titular es obligarlos a seguir leyendo y moviéndose por tu página.

Básicamente, necesitas hacer que quieran conocer más sobre ti o tu negocio.

Pero considerando que, en promedio, los visitantes leen el titular cinco veces más que el texto del cuerpo de la página, muchos sitios no logran alcanzar este objetivo simple.

Así que a medida que creas tu mejor página de inicio, asegúrate de que tu texto de titular sea efectivo para captar la atención de los lectores.

La simplicidad es una parte de la ecuación, pero tu copywriting (tus textos) también debe ser único.

La mayoría de los consumidores están acostumbrados a ver los mismos rótulos básicos y reclamos de marketing, por lo que la mejor manera de llamar su atención es escribir algo diferente, algo que destaque.

Esto ayudará a tu marca a crear un cambio de ritmo refrescante para los lectores y crear una impresión mucho más memorable.

Por ejemplo, echa un vistazo al titular en la página de inicio de Audible:

En lugar de usar este espacio para una explicación simple de su servicio, la compañía presenta un reclamo único y audaz en un lugar destacado en la página.

Esto es mucho más interesante que decirles a los lectores que son un servicio de audiolibros, especialmente porque la mayoría de ellos probablemente ya lo saben.

Por supuesto, este método es más fácil para las marcas bien establecidas.

Después de todo, empresas como Google, Apple y Amazon no necesitan pasar demasiado tiempo diciéndoles a los consumidores quiénes son. La gran mayoría de nosotros ya lo sabemos, por lo que estas marcas tienen el mayor espacio para la creatividad cuando se trata de titulares.

Eso no quita que cualquier marca pueda usar un título único. Lo haría siempre acompañándolo con un subtítulo o explicación más informativos.

Lo interesante de esto es que este enfoque funcionaría para prácticamente cualquier marca, independientemente de lo familiarizados que estén los consumidores con sus productos.

6. Comunica tu valor de inmediato

Tan pronto como un visitante llegue a tu sitio, debes mostrarle el valor de lo que estás ofreciendo.

Y si bien eso puede parecerle obvio a ti (y al resto de tu equipo de marketing), será más eficaz para convertir a los visitantes en clientes si explicas ese valor lo más claramente posible.

Si tu negocio se enfoca en proporcionar la solución más rentable en tu industria, dilo.

Independientemente de cómo ofrezcas valor a tus clientes, debes tratar de resaltar eso de manera clara en tu página de inicio.

De esta manera, los visitantes no necesitan pasar tiempo explorando tus páginas para descubrir cómo puede ayudarlos. Lo sabrán a los pocos segundos de haber llegado a tu sitio.

7. Coloca tus llamadas a la acción de manera lógica

Como mencioné anteriormente, una llamada a la acción es un elemento esencial de la introducción de tu sitio.

Una llamada a la acción clara y directa es la mejor manera de motivar a los visitantes a convertir y generar los resultados más importantes para tu negocio.

Pero al igual que tu título, no es solo el copywriting lo que importa para una llamada a la acción efectiva. La colocación también es extremadamente importante.

Al fin y al cabo, da igual qué tan atractivo es el texto de tu botón si ninguno de tus visitantes lo ve. Esto significa que debe ser una parte central del diseño de tu página, desde el principio.

Y, por supuesto, querrás asegurarte de que esté encima del pliegue, junto con el título. O sea, como decía en el punto anterior, tratar de incluirlo en la primerísima vista de pantalla sea al dispositivo que sea con el que vemos la página.

Pero más allá de eso, asegúrate de que tu llamada a la acción se coloque de manera lógica en relación con el resto del contenido de tu página, y que no quede eclipsado por ninguno de los otros elementos.

De hecho, al diseñar tu página, tu llamada a la acción debe ser uno de los únicos elementos con los que los visitantes pueden interactuar.

Si en tu página de inicio ofreces demasiadas opciones a tus visitantes, eso en cierto modo repercute negativamente en las posibilidades de que tomen alguna de ellas. Este es el principio básico de la Ley de Hick.

En su forma más básica, este es el principio de que mientras más opciones tenga alguien, más difícil será para él tomar una decisión.

En diseño web, esto significa que cuanto menos elementos tenga una página, más rápido llegarán los usuarios a las conversiones.

Entonces, cuando se trata de diseñar tu página de inicio, intenta organizar sus elementos de tal manera que hacer clic en su llamada a la acción principal no sea solo una opción lógica, pero que sea la única opción lógica.

8.Incluye gráficos llamativos

Hasta ahora, todos los consejos que he mencionado se relacionan con el copywriting y las llamadas a la acción. Eso es porque estos son los dos elementos más importantes en tu página de inicio.

Y una página de inicio se puede hacer bien sin demasiados gráficos o fotos. Es posible atraer visitantes y hacer que quieran aprender más con unos textos bien escritos y formateados cuidadosamente.

Echa un vistazo a este ejemplo de NeverBland:

En su caso, obras sencillas.

Pero eso no significa que los componentes visuales no sean importantes, o que no puedan tener un impacto positivo.

De hecho, cuando se hacen bien, pueden ser tan efectivos como un gran titular para atraer la atención de un visitante y hacer que quieran aprender más.

Pueden marcar la diferencia cómo un usuario percibe su marca y si decide realizar la conversión.

Para las empresas que venden productos tangibles, también pueden dar a los visitantes una idea más concreta de cuáles son esos artículos.

Echa un vistazo a cómo Starbucks promueve su café espresso tostado rubio en su página de inicio:

El texto aquí está bien escrito. Promete un sabor suave que “empaqueta un puñetazo” y “espera bajo una capa aterciopelada de espuma gruesa”.

¡Suena delicioso!

Pero para la mayoría de los bebedores de café, esa foto es mucho más convincente.

Los elementos visuales son mucho más efectivos para atraer la atención que el texto solo, y también son más memorables.

Por lo tanto, con los elementos visuales adecuados, no solo puede captar la atención de los usuarios, sino también tener más confianza en que recordarán tu marca después de abandonar tu sitio.

E incluso si no estás ofreciendo un producto específico que sea particularmente interesante visualmente o que se fotografíe bien, esta estrategia aún funciona.

A medida que seleccionas imágenes para tu sitio, asegúrate de que no distraigan a los usuarios de tomar medidas.

Y hagas lo que hagas, no uses carruseles de imagen.

Los encabezados con un control deslizante automático de varias imágenes solían ser una opción de diseño extremadamente popular para las empresas en casi todas las industrias.

Al fin, estos encabezados le permiten mostrar múltiples imágenes de alta calidad en lugar de solo una. Eso tiene que ser algo bueno, ¿verdad?

No tanto.

Estos carruseles son malos tanto para SEO como para la experiencia del usuario.

Los encabezados alternativos que vienen con cada diapositiva hacen que sea difícil para los motores de búsqueda determinar la idea principal de la página. Los carruseles también conducen a menudo a tiempos de carga de página lentos, que los motores de búsqueda como Google ven como un indicador de mala calidad.

Además, estos controles deslizantes normalmente se crean con Flash, que ahora se acepta universalmente como malo para SEO.

En términos de facilidad de uso, los carruseles tienden a empujar el contenido importante por debajo del pliegue. Como mencioné anteriormente, esto es exactamente lo contrario de lo que deberías aspirar a lograr con el diseño de tu página.

Finalmente, un carrusel de imágenes puede dar a los visitantes ideas conflictivas sobre cuál es el punto principal de la página y qué acción deben tomar.

La conclusión aquí es que cuando se trata de imágenes, es posible incorporarlas de una manera que te ayude a atraer la atención y incitar los visitantes a tomar medidas.

Pero cuando se hacen mal, pueden dañar su SEO y dañar la experiencia de usuario de su sitio.

Por lo tanto, cuando decidas qué fotos y gráficos incluirás y dónde, ten en cuenta que acercan a los visitantes al objetivo principal de tu página, sin distraerlos de la acción.

diseñadora-web-málaga

Soy

Diseñadora Web/Gráfico y Marketer

Ayudo a empresas y profesionales a potenciar su marca o negocio en Internet, a diferenciarse de la competencia con un Diseño Web multi-idioma atractivo y funcional y estrategias de Marketing Digital con las que puedan mejorar su visibilidad e imagen, ganar confianza, mejorar su posicionamiento en buscadores, llegar a su cliente objetivo y aumentar sus ventas.

A %d blogueros les gusta esto: